Entrevista con Anikó Sándor

Anikó Sándor, una escritora húngara, escribió un libro muy íntimo y profundamente espiritual sobre su peregrinación por el Camino de Santiago, con el título: “El Camino – la ruta que te lleva a casa.” Un libro que puede servir como inspiración para muchos.

Una cita del libro:
“Los que han tenido una experiencia cercana a la muerte dicen que ven toda su vida pasar como si fuera una película durante un par de segundos. Pero allí y sólo en  el último momento se cristaliza lo esencial, por lo general ya demasiado tarde.
A mí el destino me regaló cuarenta días para ver la “película de mi vida”- todavía a tiempo, como cuando en la oscuridad de repente se encienden las luces…
He andado ochocientos kilómetros y he vivido cada momento recorrido. Temblé por la impresión cuando me di cuenta que los milagros se volvieron tangibles y lloré de la confusión por no entender lo que me estaba pasando.
Si me contara otra persona lo que viví allí, probablemente le diría que tiene una imaginación muy colorida.”

  1. ¿Qué te inspiró para realizar el Camino de Santiago?

La mayoría de las personas se deciden a hacer este viaje cuando su vida se queda como atascada y no sabe por dónde continuar. Yo también me he encontrado en una situación parecida: aunque tenía un gran trabajo, buen sueldo y alta posición, sentí que no estoy viviendo mi propia vida. Yo quería cambiar esto, cuando un día de repente me he levantado de mi escritorio de mi oficina lujosa, y me dije, “se acabó, ahora me voy “

  1. ¿Cómo tomó tu entorno esta decisión?

Primero, me miraron como si fuera una loca, me dijeron que la gente seria no hace estas cosas. Más tarde me admiraron porque vieron que yo me atreví a hacer lo que ellos solo lo sueñan.

  1. Pero ¿por qué el Caminó? ¿Dónde has oído sobre ello?

Primera vez no fui allí sino a Buenos Aires para aprender a bailar, gastando el dinero que tenía ahorrado. Volví cuatro meses más tarde, cuando me había quedado sin mis ahorros, y no tenía ni idea de qué hacer. Ni cómo voy a apagar mis facturas, sólo sabía que mi vida anterior no la quiero nunca más. Entonces, de repente me acordé de libro, El Camino de Shirley Maclaine, que leí hace mucho tiempo y nunca había pensado en ello, pero entonces me vino una idea en mi cabeza. ¡Tal vez no sea una coincidencia! Creo que la gente puede sentir exactamente cuando llega el momento de partir y yo en este momento me sentí así.

  1. ¿Te has preparado físicamente? ¿Siendo una mujer de mediana edad, no temías de las dificultades?

No, no me he preparado en absoluto, aunque muchos me dijeron que debería. Además, no soy fan de senderismo. No solo no suelo caminar 800 kilómetros, ni siquiera ando dos, voy en coche a todos lados. Pero entonces yo ya tenía muchas ganas de ir y tan pronto como me fuera posible. Después de todo, ¿qué podría suceder? En cualquier momento lo puedo abandonar si no lo aguantaría más, pensé.

  1. ¿Cuánta información tenías sobre el Camino? ¿Cosas como: ¿por dónde ir, dónde dormir? ¿Has leído alguna guía, has tenido algún mapa? ¿Has pedido consejo de alguien?

He comprado una pequeña guía, la llevé conmigo, pero yo no la he leído antes de empezar el camino. Siempre solo lo que era necesario para el día siguiente. Yo no pido consejos de nadie. Viajo mucho, ando mucho por el mundo, fácilmente me resuelvo, y me gusta aplicar siempre mis soluciones. Es por eso por lo que siempre viajo sola.

  1. ¿te has preparado espiritualmente? ¿Asimismo crees que es posible?

No, ni necesitas, ni puedes prepararte espiritualmente a propósito. Cuando uno se decide a caminar 800 kilómetros a una meta innombrable, se encuentra en un estado de ánimo a lo cual ya no se puede añadir nada.

  1. ¿Tenías alguna preconcepción o planes sobre lo que querías meditar a lo largo del camino?

Mi única pregunta importante era: ¿Cómo seguir? Luego había unas cosas más que quería aclarar conmigo mismo, sólo que en el camino las cosas no funcionan así. ¡No se medita uno sobre lo que quiere! Como si alguien hubiera dictado los pensamientos desde arriba, como si alguien hubiera sabido mejor que yo, que es lo que necesito aclarar o meditar.

  1. Dice la leyenda que suceden milagros allí. ¿Qué opinas tú sobre esto?

Sí, creo que hay algo que amplifica las emociones e intuiciones. Como si alguien guiara tus pasos desde arriba. Como si hubiera alguien quien supiera mejor qué camino tomar que tú mismo. Pasaron una serie de cosas a lo largo de la peregrinación que no lo creyera si otra gente me contara.

  1. ¿Cuál fue tu mayor milagro?

El milagro es frágil, cuando uno lo nombra inmediatamente comienza a dudar de él: ¿realmente lo sucedió? ¿O solo lo estoy imaginado?  Experimenté muchas cosas milagrosas durante el camino, los que en el principio me dejaron muy sorprendida, luego me he acostumbrado que aquí así son las cosas. Pero si debo elegir uno, entonces me gustaría destacar que conocí allí a alguien con quien no debería encontrarme según la ciencia disponible en la actualidad. Él me ayudó a encontrar un secreto, que me enterré tan profundamente en mí que no podía ni sentirlo.

  1. ¿Hasta que punto te desgastó físicamente el camino? ¿Hubo un momento en que quisieras abandonar?

La segunda mitad de la ruta resultó muy difícil para mí. A la mitad de camino sucedió algo que realmente me tocó espiritualmente, y desde entonces casi no podía caminar, las piernas me dolían muchísimo, aunque aparentemente no tenían nada. Pero no se me ocurrió en ningún momento a renunciar.  El Camino es, como si se tratara de un puzle. Cada día significa una nueva pieza. Sentí perfectamente que si no logro  tener todas las piezas, no voy a ver la imagen entera.

  1. Hay unas cuantas personas que mencionas en el libro, las que conociste en la ruta. ¿Consideras que es posible que las relaciones que encuentras allí duran para toda la vida?

Las amistades del camino son sólo para el momento. Es suficiente perderlas de vista por un instante y desaparecen para siempre. Pero todo el mundo que cruza tu camino tiene un mensaje importante, incluso tan importante que puede afectar toda tu vida en el futuro. Solo depende de ti si los prestas suficiente atención a ellos.

  1. Se dice que las almas que tienen alguna cosa para resolver entre sí. se unen una y otra vez durante varias vidas hasta que solucionen el problema. ¿Qué opinas del niño japonés que se convirtió en un protagonista en tu camino, resolvisteis vuestras cosas en común, o tendréis que repetir?

Según la leyenda, en el camino hay almas errantes y utilizan a los peregrinos para contar a través de ellos lo que quieren. Por eso, es tan importante escuchar lo que te dice con quien te encuentras. Pero el otro peregrino es sólo una “boquilla”, que ni siquiera es consciente que puede transmitir un mensaje importante.

  1. ¿Alguna vez has pensado que, si hubieras hecho el Camino a una edad más temprana, tu vida habría desarrollado de otra manera?

Sí, probablemente es verdad. Pero sin duda no es una casualidad que he ido en este momento de mi vida allí. Antes tal vez no hubiera entendido el mensaje del Camino.

  1. ¿Crees que vas a volver allí, o elegirás otro modo del desarrollo espiritual y el conocer a uno mismo?

Quién sabe, tal vez voy a volver una vez más a bañarse en el milagro.

  1. ¿Lo recomiendas a los demás?

Como he dicho antes: todo el mundo puede sentirlo cuando le llama el Camino. No puedes enviar nadie.

  1. Por último, lo más importante: ¿has tenido la respuesta a tu pregunta?

Sí, pero no justo al final de la peregrinación. Después de llegar a casa, escribí un libro sobre las muchas experiencias extrañas que viví durante los cuarenta días, y el libro se convirtió en un éxito instantáneo. Me he animado y escribí otra historia sobre las aventuras que pasé en Argentina, (Su título es: Mariposa en el hombro) que también llego a ser un gran éxito. Entonces escribí más y más historias sobre mi viaje a la India, sobre el camino de Hungría y así sucesivamente. Desde entonces, he publicado nueve libros y los lectores esperan con impaciencia el décimo. Esta era la respuesta a mi pregunta: “¿Cómo seguir? “

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *