¿Que debe llevar un peregrino?  La respuesta es simple. Lo menos posible.

Ya lo verás que en una subida notas cada gramo que llevas de más y en una baja lo van a notar tus rodillas.

El peso final  no debe superar el 10%  de nuestro peso corporal. Y en ningún caso debe exceder los 10 kilos, incluyendo el peso del agua y la mochila

Pero siempre hay que llevar algo.

He aquí unos consejos que pueden servirte como referencia y en base a tus necesidades y posibilidades y a la época del año en la que pretendas acometer tu aventura adáptala según lo consideres. La lista está pensado para ir en verano.

Lo primero que tienes que tener:
Una Mochila
Es conveniente que lleve departamentos de acceso rápido, para el agua y es de estimar que lleve impermeable para mochilas, mejor si es ajustable, por supuesto debe contar con cierre en cintura y pecho.
Y  después las siguientes:
Un saco de dormir
Mejor ligero. Siempre hay que llevar saco a no ser que se pretenda dormir en hoteles.
Y esterilla aislante, puede ser útil, siempre le podrás sacar utilidad, para descanso de los pies, como almohada, como reposo para una siesta…
Ropa
2 o 3 Mudas.
3 o 4 pares Calcetines. 100% de algodón, si es posible sin costuras. En la actualidad la técnica en este tipo de prendas ha adelantado mucho, pueden encontrarse de todo tipo. Sobre ellos hacemos la misma recomendación que con las camisetas, y por el mismo motivo; es más, es bastante probable que tengamos que mudarlos varias veces al día, dependiendo del estado de humedad de nuestros pies. Estos es altamente recomendables mantenerlos secos en lo posible, evitando de este modo la aparición de ampollas.
2 o 3 de Camisetas de manga corta. Debes tener en cuenta el peso y ocupación de las mismas, la facilidad de lavado y rapidez de secado, es una prenda de la que, dependiendo de tu sudoración, te mudaras a diario.
2 Pantalones cortos de senderismo y uno de largo, o si prefieres dos desmontables, pueden ser útiles
1 Sudadera  o Jersey. Los polares ocupan poco y pesan mesan, protegen del frío y son sufridos.
Chubasquero. Lo mejor si cubre la mochila también y no pesa mucho.
Botas, o calzado de trekking. Como consejo altamente recomendable: Haberlos utilizado lo suficientemente antes de partir como para que sean cómodos, no produzcan rozaduras y no requemen demasiado los pies; hay que tener en cuenta que los pies del peregrino es el objeto más valioso del que dispone, mimarlos es fundamental.
Chanclas para la ducha y para andar cómo al finalizar la jornada, pueden ser de dedo o de cintas, estas últimas pueden utilizarse con calcetines.
Sombrero o gorro.  Es muy importante para protegerse del sol

Aseo
-un Cepillo y pasta de dientes.
Gel y Champú para el aseo
-una pastilla de Jabón para lavar la ropa y, para quien lo necesite,
-unas Cuchillas o maquinilla de afeitar.
Peine
Se puede aprovechar usando el jabón para lavar la ropa también o el champú para ducharse.
Yo recomiendo llevar en tamaños pequeños no el de familiar e ir comprando cuando se acaba
Otras cosas como desodorante o cremas hidratantes según el gusto o necesidad de cada uno pero todos tienen un peso con que cargar.
Crema solar… eso si puede ser muy importante  en el verano
Toalla  Las de microfibras pesan poco

Documentación
El DNI, la Tarjeta Sanitaria, una tarjeta de crédito y la credencial del peregrino Y algo de dinero en efectivo.

Guia del Camino Santiago, sea en papel o digital
Botiquín
Pequeño botiquín con aspirinas o ibuprofeno
Tiritas, yodo y agujas esterilizadas para pinchar las ampollas.
Medicamentos que cada uno necesite
Vaselina
Kleenex
Son muy recomendables las cremas anti rozaduras para el pie y para el cuerpo.
Si se hace el Camino en compañía lo más sensato es llevar un botiquín conjunto y repartir el peso

Agua
Siempre llevas agua por encima en verano incluso es mejor llevar una botella grande.
Aunque ten en cuenta que un litro es un kilo
Comida
Algunos frutos secos, pasas, higos, nueces y, según la época, chocolate, pero siempre vienen bien para dar energía y no te hacen pesado por la digestión
O algún bocadillo
Otros objetos que pueden ser útiles pero no son necesarios
Gafas de sol.
Una linterna. Los de  frontal son muy útiles
Una navaja.
Imperdibles y varias pinzas, muy útiles para secar la ropa durante o al final de la etapa.
-El móvil, una cámara de fotos (si queremos más calidad) y sus cargadores.
Libreta y lápiz o boli
-Un par de Tapones para los oídos para no escuchar los ronquidos
-Un par de Bastones de trekking, si se está acostumbrado a llevarlos, o el clásico Bordón.
Funda de almohada

Y para los meses más fríos basta con que los calcetines, las camisetas y los pantalones sean de invierno. También hay que llevar un gorro, y unos guantes.
Una chaqueta y unos pantalones impermeables. Unas mallas de fibra polar para llevar debajo de los pantalones e incluso para dormir no están de más.
Lo mejor es llevar ropa cómoda, la que da calor pero es liguera, fácil de secar y/o impermeable.
En invierno se recomienda llevar el sistema de capas: como primera capa una camiseta interior térmica muy transpirable; de segunda una camiseta técnica de manga larga y por último abrigo impermeable.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *